Cuando estamos cansados, es posible que pasemos por alto cepillar nuestros dientes. Pero, si crees que ese hábito es inocuo para tu salud, puede que te equivoques. Descubre si la mala higiene bucal puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de esófago, según lo hallado por un estudio.

Higiene bucal y cáncer
La enfermedad de las encías podría estar vinculada con el cáncer de esófago (el “tubo” que va de la garganta al estómago), dice un estudio publicado en la revista científica Cancer Research en diciembre de 2017. Es importante destacar que la enfermedad de las encías en ocasiones puede ser generada por no lavarse los dientes de forma periódica, se informa en la revista Women’s Health.
Para el estudio, los investigadores tomaron muestras de las bocas de 122 mil personas. Luego de 10 años, 106 de ellos habían desarrollado cáncer de esófago. Esas personas tenían mayor tendencia a contener niveles más altos de ciertos tipos de bacterias en sus bocas y, a su vez, esas bacterias estarían vinculadas a la enfermedad de las encías, según la revista mencionada. Ese tipo de bacterias podría aparecer en la boca al no cepillarse los dientes de forma regular, aumentando las probabilidades de sufrir enfermedad periodontal.

Importante advertencia
De todos modos, sería conveniente tomar los hallazgos con cuidado. Los investigadores no habrían contado con información completa de la salud oral de los participantes del estudio, se explica en Women’s Health. Por lo tanto, habría sido difícil para ellos determinar si las bacterias solas causaron el cáncer de esófago, o si los participantes debían tener enfermedad periodontal para que aumentara el riesgo.

Cuida tu higiene oral

Sea como sea, no está de más repasar los lineamientos de una buena higiene bucal. Checa los consejos provistos por la Asociación Dental Americana (ADA, por sus siglas en inglés):
– Cepilla tus dientes dos veces por día con un cepillo de cerdas suaves. El tamaño del mismo debería entrar en tu boca, permitiendo alcanzar todas las zonas fácilmente.
– Reemplaza el cepillo cada tres o cuatro meses.
– Usa pasta dental con fluoruro.
– Usa hilo dental para limpiar el espacio entre tus dientes.
– Come una dieta equilibrada y, en lo posible, limita la cantidad de snacks entre comidas.
Ante cualquier duda, consulta a tu dentista de confianza.
Y tú, ¿conoces otros consejos para cuidar la higiene dental?