Luego de reconocer que estuvo cerca del retiro como pugilista profesional, el mexicano Julio César Chávez jr. reiteró su confianza rumbo al duelo contra su compatriota Saúl “Canelo” Álvarez, a quien demostrará que se equivocó por subir de su peso natural.

En teleconferencia, el hijo del legendario “JC” aseguró que después de sus peleas con el polaco Andrzej Fonfara, con el que perdió en abril de 2015, y con Marco Reyes, la cual ganó sin ofrecer una gran pelea tres meses después, “quería retirarme, no tenía la pasión”.
Pero luego de vencer al alemán Dominik Britsch, el pasado mes de diciembre en Monterrey, lo que le dio la confianza para saber que podría dar las 164.5 libras, y de cara a su choque con el “Canelo” aseguró que está listo, “mi mentalidad es diferente”.

“Voy a ganar porque pienso que soy mejor boxeador, el sábado se va a dar cuenta que debe quedarse en su división”, dijo el “Junior” sobre el choque a disputarse el sábado en la T-Mobile Arena de esta ciudad, para el cual “Canelo” deberá subir más de 10 libras respecto a sus últimas peleas.
Julio, quien el pasado fin de semana estaba a solo cinco libras del límite, aceptó que fue complicado bajar de peso, “pero he hecho un buen trabajo con la dieta, voy a estar listo y preparado”.
Bajo las órdenes del entrenador Ignacio Beristain y del preparador físico Memo Heredia, reconoció que al inicio la disciplina fue complicada, pero los resultados se verán el día de la pelea, cuando enfrente de tú a tú al tapatío.

“Con mi preparación puedo competir boxísticamente con Canelo, creo que lo puedo noquear, él no ha peleado con alguien grande. Canelo es un peleador pequeño en esta división”, aseveró
Finalmente, tras felicitar a su hermano Omar Chávez por su triunfo del sábado anterior sobre Ramón Álvarez, hermano de Saúl, dejó en claro que “Canelo” no es de su agrado “y hay una verdadera rivalidad”, por lo que ofrecerán una gran pelea.