Antes de lanzarte con la tendencia de esta temporada, es imprescindible tomar una serie de medidas para que el resultado sea perfecto, con calidad profesional. Toma nota del paso a paso:

1. Perfilar y fijar el perfilador
En el maquillaje de labios con colores oscuros resulta fundamental perfilar el labio. De esta manera se crea una barrera de contención para que el labial no se escurra por las comisuras de los labios. El lápiz se fija totalmente al labio y hace de nexo entre éste y el labial.

2. El color del perfilador
El color del perfilador importa, y mucho. No empieces a perfilar el labio con un lápiz del mismo tono del labial. Es mejor escoger un perfilador más claro para que sea más fácil de eliminar si te equivocas al perfilar. Cuando estés segura de la forma trazada, remarca con el color definitivo, el mismo que el de la barra de labios.

3. Rellenar el labio
Es importante rellenar también el interior del labio con un perfilador. De esta forma, si el labial se deteriora o pierde consistencia, los labios no se verán nunca desdibujados o con menos color en algunas zonas. Se evita el llamado efecto parche, siempre habrá color debajo del labial.

4. Perfilar con pincel
Perfilando con pincel conseguirás ser más precisa en el trazo, habrá menos probabilidades de salirse de los bordes. Es importante recordar que rectificar un labial oscuro es complicado. Cuanto más oscuro es el pigmento, más se impregna en la piel circundante del labio.

El truco profesional para aplicar un labial oscuro
Si te sales con el labial, la piel se mancha y al intentar quitarlo no se consigue, retira el exceso de color con un pañuelo de papel. Aplica el maquillaje encima de la mancha, fija con polvo y repite la operación otra vez encima. La fórmula maquillaje + polvo absorbe el pigmento de la piel. A continuación, pasa una toallita húmeda.

Con este truco lograrás retirar el maquillaje, el polvo y el pigmento. Es la única forma de limpiar un labial oscuro que se haya extendido fuera de la zona sin que deje huella alrededor.
¡Ventaja!
El labial oscuro permite rectificar la forma del labio sin que se note, puesto que el perfil o borde natural de éste queda totalmente camuflado con el color. Por lo tanto es un color ideal cuando quieres modificar el grosor de tus labios obteniendo un resultado natural.