Aunque muchos piensan que esta condición no puede evitarse, existen muchas medidas que ayudar a controlar que aparezca o progrese. Carolina Wiesner, directora del Instituto Nacional de cancerología explica cuáles son.

El cáncer está aumentando. Las cifras más recientes señalan que en el mundo hay 14 millones de casos nuevos y en el 2030 habrá 21 millones. En Colombia se diagnostican entre 60 y 70 mil casos nuevos cada año  y en el 2035 esa cifra aumentará a 153 mil casos.

Para  2050 estos se triplicarán. La razón es que la gente hoy vive más y la edad es un factor de riesgo para el cáncer. Además, los individuos han cambiado su estilo de vida y hoy ese entorno en el que viven favorece más la aparición de este tipo de tumores.

Aunque eso puede sonar desolador, el mensaje de las instituciones que trabajan en la lucha contra el cáncer es positivo. Hay avances en el tratamiento que hacen que este grupo de enfermedades  no sea una sentencia de muerte como era antes. Además  la prevención y la detección temprana se han convertido en aliadas importantes para mantenerlo bajo control.

La prevención es importante porque se calcula que un tercio de la enfermedad por cáncer se evita controlando los factores de riesgo, con cambios en las políticas, en las condiciones comunitarias asi como en el comportamiento individual. Un  ejemplo concreto es el tabaco y de hecho, según Carolina Wiesner, directora del Instituto Nacional de Cancerología, con las políticas anti tabaco que se adoptaron en el país, asi como la decisión de los fumadores a dejar de fumar, se redujo la tasa de mortalidad de cáncer asociados a este consumo, como el de laringe cavidad oral, laringe esófago y pulmón.

La detección temprana es otra forma de prevención porque está demostrado que hay tipos de cáncer que tiene etapas previas  (pre-cáncer) y si se detecta y se hace tratamiento se está evitando  su ocurrencia. El ejemplo clásico de esto es el cáncer de colon y recto, porque antes de que este se manifieste,  se forman pólipos asintomáticos en el intestino que pueden tener sangrados imperceptibles. “Pero con un examen que se conoce como sangre oculta en heces se puede detectar. Cuando el examen sale positivo el paciente se somete a un colonoscopia  y si se ve pólipo se extirpa. Esa sola acción evita el surgimiento del cáncer”, señala Wiesner. Igual sucede con el cáncer de cuello uterino, que inicia con pre cáncer. Si se hace tratamiento de este se está haciendo  prevención.

Según la funcionaria no es fácil inculcar la prevención entre la gente porque su resultado es intangible. Muchos que hoy no tienen cáncer de pulmón o de laringe están libres de esta enfermedad gracias a las políticas antitabaco.  Pero nadie se da cuenta de ello,  “solo los indicadores”, señala Wiesner. Además muchas veces es difícil llevar a la práctica las medidas de prevención. La actividad física, por ejemplo, es difícil para aquel que entra a trabajar a las siete de la mañnaa y regresa a su casa a las 9 de la noche.  “Comer frutas y verduras es otra medida pero no se cumple si no se consiguen en el sitio de trabajo, o si en los colegios se ofrece comida chatarra”.

La realidad es que se necesita de un esfuerzo de todos los sectores para controlar el cáncer.  “Por eso el mensaje en este día es ‘yo puedo, nosotros podemos’”. Con esta iniciativa se busca que esta enfermedad sea visible  en la sociedad de una manera positiva y no esté ligada con la imagen de la muerte. “Todos debemos poner granito de arena porque transformar hábitos no es fácil”, señala Wiesner.
Las acciones que disminuyen el riesgo de cáncer son:

1.    No fumar: está confirmado que el humo del tabaco aumenta el riesgo de ciertos tipos de cáncer como el del pulmón, el de esófago, cavidad oral y laringe.
2.    Vacunarse contra el VPH: el virus del papiloma humano es el causante del cáncer de cuello uterino. Por lo tanto vacunar las niñas y adolescentes contra este virus disminuyó de manera importante la probabilidad que se sufra de dicho mal en el futuro, pues la vacuna cubre dos de los 15 virus mas frecuentes y agresivos
3.    Vacunar contra la hepatitis B: otro virus que causa cáncer de hígado es el de hepatitis B. Pero existe una vacuna para evitar dicha infección.
4.  Hacer ejercicio: ayuda a regular el peso y a suprimir el estrés, entre otros beneficios
5.    Comer balanceado: incluir en la dieta muchas frutas y verduras pues ellas ayudas a limpiar el cuerpo, También se recomienda reducir el consumo de carnes rojas y bajar la ingesta de alimentos ultraprocesados.
6.    Tener peso acorde con su talla: la obesidad ha sido asociada con un riesgo mayor de cáncer y, junto a comer balanceado, es recomendado para no desarrollar otras enfermedades crónicas.¿
7.    Alcohol en moderación:  Esta simple medida evita todos los tipos de cáncer
8.    No a la exposición al sol: no exponerse a rayos en los momentos de máxima radiación y usar antisolares es la regla de oro para limitar el riesgo de cáncer de piel.
9.    Reducir la exposición al asbesto y otros carcinógenos ocupacionales: reducir el asbesto cosa que no se ha logrado pero esto previene unos, 

Wiesner señala que cumplirlas no garantizará que el cáncer no aparezca porque se ha visto gente con estilo de vida sano que desarrolla la enfermedad. Pero vale la pena intentarlo porque sí son claras las diferencias del riesgo. Algunas de las estrategias que previenen el cáncer ayudan también a controlar la aparición de otras enfermedades crónicas, por lo que seguir estos lineamientos es una buena apuesta.

En cuanto a la prevención temprana la medicina hoy contempla posibilidades de diagnóstico en estos tipos de cáncer
1. Mama: con examen clínico y  la mamografía  es posible detectar lesiones muy pequeñas.
2. Próstata: La prueba de sangre para medir el antígeno prostático y el tacto rectal son los métodos de diagnóstico para este mal.
3. Colon: El examen de sangre en heces y la colonoscopia se usan para detectarlo a tiempo.
4. Piel: la revisión exhaustiva de manchas en el cuerpo puede llegar a un diagnóstico temprano de estos tumores.
5. Estómago: se puede detectar a través de examenes como la endoscopia.
6. Cuello uterino: con la prueba que identifica el ADN del virus del papiloma asi como la citología vaginal es posible detectar las etapas precancerosas de este mal. Lo ideal es que cada persona consulte con su médico el riesgo personal que tiene para saber cada cuanto debe hacerse estos exámenes.

El  Instituto Nacional de Cancerología inaugurará el próximo 5 de febrero el CpreD, un centro en el cual los pacientes encontrarán  la posibilidad de controlar el cáncer en un solo sitio.  “A partir del 6 de febrero se ofrecerán pruebas vph, mamografías, tacto rectal, endoscopias, examen de sangre oculta en heces, colonoscopias, y  prueba del antígeno prostático, entre otras”, dice la directora. Todo facilitará que las personas se hagan un chequeo ejecutivo del cáncer. “Estará abierto a todo el que quiera ir pero el ideal es que haya convenio con aseguradoras para que a través de sistema los pacientes no tengan que pagar”.

Encontrar el cáncer a tiempo es vital. Se dice que un cáncer de mamá que se detecta en el estadio primario tiene posibilidades de curarse. Cuando el cáncer empieza a presentar sintomatología por lo general requiere de tratamientos más Invasivos y complejos. El centro busca que esto último no suceda. Pero para que eso sea una realidad se requiere que cada individuo asuma la responsabilidad de su salud. Como dice el lema: “todos podemos”.