Guillermo del Toro se convirtió en el tercer mexicano en ganar el Oscar a mejor director por su película “La Forma del Agua”. Con el reconocimiento de del Toro, es el cuarto año consecutivo que directores mexicanos de llevan la estatuilla dorada.

“La forma del agua” (“The Shape of Water”) era la máxima nominada de la noche, pues aspiraba a 13 premios, de los cuales ha obtenido el de Diseño de Producción y Música Original.

Al subir a recoger su premio, el tapatío expresó: “Soy un inmigrante”, dijo y puso ejemplos de otros como Alfonso Cuarón, Gael García y Salma Hayek, que también lo son.

“En los últimos 25 años he estado viviendo en un país único, parte aquí, parte en todas partes, porque una de las cosas más lindas de nuestra industria es que borra las líneas en la arena, sigamos haciéndolo”.

Recordó que en 2014 en Fox Searchligh escucharon su propuesta. “Creyeron que esta historia de este anfibio y una mujer muda, en medio de un musical y una historia de suspenso, iba a funcionar. Mi madre les da las gracias, mi padre les da las gracias, mis hermanos y yo también les doy las gracias”, finalizó el cineasta mexicano.

En la misma categoría estaban nominados Christopher Nolan por “Dunkirk”, Jordan Peele por “Get Out”, Greta Gerwig por “Lady Bird” y Paul Thomas Anderson por “Phantom Thread”.
Guillermo del Toro se une así a sus amigos Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu, quienes triunfaron en la misma categoría por “Gravity”, “Birdman” y “The Revenant”.