España pudo sobreponerse al resultado adverso ante Marruecos y logró que un gol anulado fuera revisado por el videoarbitraje y posteriormente validado para sellar el empate 2-2 y así posicionarse como líder del Grupo B.

Marruecos arrancó el partido adelantándose al minuto 14′ por cuenta de Boutaïb, pero sólo cinco minutos después Isco logró la igualada (19′) tras un elegante pase de Iniesta.

Ya en la recta final, al 81′,  Marruecos volvería a irse al frente con un cabezazo tras un tiro de esquina, pero finalmente España igualaría en el 90+1 con un balón también desde el tiro de esquina que remató Iago Aspas y ocasionó una revisión del VAR por supuesta posición adelantada.

En tanto, el duelo entre Irán y Portugal también terminó empatado tras un penal marcado en los últimos minutos gracias a una revisión del VAR y correctamente cobrado por Karim Ansarifard que puso a soñar otra vez a los iraníes al mover las redes en el minuto 90+6.

Sin embargo, Irán necesitaba otro tanto para hacer historia y clasificarse a la siguiente fase por primera vez en su historia. Pese a que se echaron al frente con pundonor, no lo consiguieron y de esta manera Portugal se quedó con el segundo lugar del Grupo B.

En otra decisión donde el VAR estuvo involucrado, Cristiano Ronaldo tuvo la oportunidad de firmar la victoria desde el punto penal pero el portero iraní se impuso y paró el tiro con todo y parte del rostro.
De esta manera, España se enfrentaría a Uruguay (primer lugar del Grupo A) y Portugal se enfrentaría a Rusia (segundo lugar del Grupo A) en los primeros juegos de Octavos de Final que se juegan el próximo sábado 30 de junio y domingo 1 de julio.