El cantante mexicano Luis Miguel fue demandado y debería comparecer en una audiencia el próximo lunes en una corte de Los Ángeles, informaron hoy aquí autoridades judiciales.
La demanda fue presentada por su exmanager William Brockhaus, quien exige el pago de un millón de dólares por adeudos y gastos adicionales.
En la querella presentada ante la corte central de distrito de California, Brockhaus se quejó de que LuisMiguel desde hace varias semanas se ha negado a recibir las notificaciones de la demanda.
Brockhaus agregó que contrató a investigadores para hacerle llegar las notificaciones en sus domicilios en Beverly Hills, en Las Vegas y en Acapulco, México.
En todos la constante ha sido que cuando se contactó al cantante, se negó a recibir y firmar el documento, pero en una reciente entrega hay evidencias de que rompió el documento y una parte de quedó en el interior de su vehiculo.
William Brockhaus, exmanager de Luis Miguel, es dueño de la compañía Liquid Capital West Texas y asegura que el cantante le debe más de un millon de dólares.
Abogados del demandante señalaron que han gastado mucho dinero para localizar a Luis Miguel y hacerle llegar la notificacion, por lo que esos gastos se incluirán en la querella.
Inicialmente se le demandó en una corte para que pagará un adeudo de 200 mil dólares por el pago de renta, lo que nunca cubrió.

De no atender la cita judicial Luis Miguel, o bien su abogado, la autoridad judicial de Estados Unidos podría pedir orden de presentación del cantante.

Agencias