Suecia arrolló 3-0 a México, exhibió sus carencias de fea forma, pero el Tri avanzó a Octavos de Final gracias a la sorpresiva victoria de Corea del Sur frente al campeón Alemania 2-0.

Los suecos fueron más de principio a fin, se lanzaron al frente desde el silbatazo inicial, obligados por su condición de matar o morir.
Sin embargo, abrieron el marcador hasta la parte complementaria en un remate de Ludwig Augustinsson al minuto 50 que venció a un heroico Guillermo Ochoa. Ese gol desfondó al equipo mexicano, que ya no tuvo reacción.
Al 62’, Héctor Moreno derribó en el área a Marcus Berg, el hombre más peligroso de Suecia, y el árbitro argentino Néstor Pitana decretó penalti indiscutible que cobró Andreas Granqvist para el 2-0.
México estaba con la mirada puesta en el partido de Alemania y Corea, ausente en la Arena Ekaterimburgo, donde al minuto 74 un autogol de Edson Álvarez en un saque de banda selló el 3-0 definitivo para Suecia y su pase a la siguiente ronda con los mismos seis puntos que el Tri, pero con mejor diferencia de goles (+3 y -1, respectivamente).
Al minuto 80, Carlos Vela, el hombre más peligroso del conjunto azteca, no pudo darle dirección de gol a un remate de cabeza que pudo significar el descuento y brindarle cierto dramatismo al final del partido.
En esta ocasión no hubo rotaciones. Osorio mandó a la cancha al mismo 11 inicial con el que venció a Corea del Sur, pero la fórmula fracasó. En tanto que Suecia también repitió la alineación que utilizó de arranque contra Alemania.

La historia le daba ventaja sobre México en Mundiales con una victoria 3-0 en 1958, en la Copa del Mundo disputada precisamente en Suecia. Ayer se repitió la historia en Rusia.
Ya todo estaba escrito en Ekaterimburgo y México trasladó sus oraciones a Kazán, donde Corea del Sur venció 2-0 al campeón Alemania, eliminada de Copa del Mundo, para recobrar el aliento y deshacer maletas de regreso a casa.

De esta forma, el Tri se clasificó segundo en el Grupo F y enfrentará a Brasil el próximo lunes en la ronda de los 16 mejores, con la ausencia de Héctor Moreno, que tras el penal que cometió vio el cartón amarillo y al acumular dos amonestaciones no podrá ver acción en dicho encuentro.
Atrás quedó el buen futbol exhibido ante los teutones en su debut y después frente a Corea, con victorias en ambos juegos, pero noqueado también se puede avanzar.