Se sufrió, el hexagonal fue una pesadilla e inclusive México estuvo a minutos de quedarse sin Mundial. Pero aunque tuvo que buscar su boleto al otro lado del mundo, la Selección Mexicana gracias a un iluminado ‘Cristiano’ Peralta venció 9-3 en el global a Nueva Zelanda y se convirtió en el invitado número 31 de la Copa del Mundo.
 
La vuelta no fue diferente a la ida. Tal vez Nueva Zelanda luchó más , metió la pierna con más fuerza y por lo menos tuvo el balón en los primeros minutos; pero México aprovechó la primera que tuvo para matar la eliminatoria. Pase de Layún para Peralta que definió por arriba del portero y desató la fiesta mexicana.
 
Nueva Zelanda no aprendió la dosis. Al 22’ nuevamente Layún ingresó por la banda y dejó en solitario para Peralta que no perdonó y fulminó los pocos sueños que le quedaban a los All Whites. Pero 7-1 global le pareció muy poco a Peralta y con una jugada idéntica pero ahora en combinación con el Gullite, Oribe cerró su hat-trick y se encumbró como la figura del repechaje.
 
A partir del 3-0, el partido ya estaba más que cantado que era un trámite. El segundo tiempo no tuvo ni siquiera un intento de reaccinón neozelandesa y hasta México se perdió por lo menos tres goles que hubieran hecho más abultado el marcador sin razón necesaria.
 
Al 80′ México regaló un penal y Nueva Zelanda consiguió el gol que puso un poco más de decoro al marcador. Lo mismo que un gol de Fallon que hizo estallar a Wellington que nunca dejó de alentar a su equipo y que los All Whites recompenzaron con entrega hasta el final. Peña terminó la fiesta neozelandesa con un gol al 86′.
 
Miguel Herrera calificó a México, lo hizo jugando bien en dos partidos y ahora quedará en las manos de los directivos para saber si sigue rumbo a Brasil 2014 o se le dará un nuevo cambio de tecnico para México. A Brasil, al Mundial solo le faltan 90 minutos para inscribir el nombre de Uruguay en la Copa del Mundo.Se sufrió, el hexagonal fue una pesadilla e inclusive México estuvo a minutos de quedarse sin Mundial. Pero aunque tuvo que buscar su boleto al otro lado del mundo, la Selección Mexicana gracias a un iluminado ‘Cristiano’ Peralta venció 9-3 en el global a Nueva Zelanda y se convirtió en el invitado número 31 de la Copa del Mundo.
 
La vuelta no fue diferente a la ida. Tal vez Nueva Zelanda luchó más , metió la pierna con más fuerza y por lo menos tuvo el balón en los primeros minutos; pero México aprovechó la primera que tuvo para matar la eliminatoria. Pase de Layún para Peralta que definió por arriba del portero y desató la fiesta mexicana.
 
Nueva Zelanda no aprendió la dosis. Al 22’ nuevamente Layún ingresó por la banda y dejó en solitario para Peralta que no perdonó y fulminó los pocos sueños que le quedaban a los All Whites. Pero 7-1 global le pareció muy poco a Peralta y con una jugada idéntica pero ahora en combinación con el Gullite, Oribe cerró su hat-trick y se encumbró como la figura del repechaje.
 
A partir del 3-0, el partido ya estaba más que cantado que era un trámite. El segundo tiempo no tuvo ni siquiera un intento de reaccinón neozelandesa y hasta México se perdió por lo menos tres goles que hubieran hecho más abultado el marcador sin razón necesaria.
 
Al 80′ México regaló un penal y Nueva Zelanda consiguió el gol que puso un poco más de decoro al marcador. Lo mismo que un gol de Fallon que hizo estallar a Wellington que nunca dejó de alentar a su equipo y que los All Whites recompenzaron con entrega hasta el final. Peña terminó la fiesta neozelandesa con un gol al 86′.
 
Miguel Herrera calificó a México, lo hizo jugando bien en dos partidos y ahora quedará en las manos de los directivos para saber si sigue rumbo a Brasil 2014 o se le dará un nuevo cambio de tecnico para México. A Brasil, al Mundial solo le faltan 90 minutos para inscribir el nombre de Uruguay en la Copa del Mundo.