¡Evita el paso del tiempo!

1. Dale variedad de color a tu dieta
Aquel componente que le da color a la zanahoria, manzana verde… puede hacer por tu cuerpo maravillas; los antioxidantes, especialmente los beta-carotenos, además de evitar el daño en las células por los radicales libres, mejora la salud del corazón, evitando posibles infartos.

2. Vete a la cama temprano
Sí, las fiestas tienen su mejor momento entrada la madrugad, sin embargo, dormir lo suficiente nos permite mantener un peso saludable, lidiar con el estrés y tener mejor carácter, esto de acuerdo con la Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos.

3. Dile adiós a esas amistades tóxicas
Es difícil aceptarlo, pero si una persona, en vez de aportar nos quita, entonces significa que hay que alejarse; sobre todo, porque van desgastándonos emocional y físicamente.

4. Dedica más tiempo para ti
Si, podría parecer casi imposible, entre el trabajo, la casa, la oficina… Lo cierto es que estar algunos minutos a solas, ya sea leyendo un libro, viendo la televisión puede mejorar significativamente nuestra concentración y, sobre todo, nuestra capacidad para responder a los problemas de la vida.

Saltarte el desayuno
Además de aportarte la energía que necesitas para iniciar el día, esta primera comida, podría ser clave para reducir tu hambre a lo largo del día y controlar tus niveles de azúcar (previene la diabetes).
Ahora que ya conoces algunos hábitos que debes aplicar a tus 30 año, ¿qué esperas?