El maquillaje natural es tendencia, más aún tras el verano. Y es que con un cutis bronceado, necesitas muy poco para lucir espléndida. Te proponemos apostar por un look muy natural y favorecedor que conseguirás con solo dos productos: base y colorete.
Elige la base de maquillaje perfecta para ti
Es tal la variedad de fórmulas de maquillaje (en textura crema, compactas, fluidas o en mousse), que puedes liarte al elegir la más adecuada. Te ayudamos:

En crema: protege y suaviza. Se aplica de una manera rápida y eficaz. Utiliza los dedos para un resultado natural. No la extiendas por todo el cutis, sólo por las zonas que quieras rectificar. Suelen llevar protección solar y son ideales para pieles secas.

Polvos: acabado mate. Tras la base, date toques con polvos compactos. Utiliza la brocha para la zona T (frente, nariz y barbilla) y conseguirás mantener los brillos bajo control.

Mousse: piel lisa. Ligera y esponjosa, se funde y crea un efecto terciopelo. Es perfecta para las pieles grasas.
El efecto buena cara del colorete

El colorete te dará el tono saludable que buscas por la mañana con un simple toque. En crema o en polvo, la clave está en difuminar bien. Así debes elegirlo y aplicarlo:

Para las pieles mixtas y secas, el acabado en crema consigue un efecto natural y jugoso. Además, es muy fácil de aplicar: basta con usar los dedos para distribuir el producto.

Si tu piel es grasa, es mejor que optes por fórmulas en polvo, pues matifica, ayudando a mantener los brillos a raya. Para aplicarlo, antes de llevar la brocha al rostro, elimina el exceso de producto pasándola por el dorso de la mano. Después se trata de intentar definir el pómulo, pronunciando el contorno de la mejilla y logrando alargar (y por tanto lograr un efecto más estilizado) el rostro.

3 trucos
1.    Para un look muñeca, aplica colorete rosa oscuro hacia la oreja y, en el centro del pómulo, un toque en tono melocotón.
2.    Si tu rostro es redondeado, crea un triángulo de color entre la sien, el pómulo y la zona inferior de la oreja.
3.    Para conseguir calidez y luz, utiliza coloretes con partículas doradas.