El espectáculo no defraudó en Las Vegas, sin embargo el pleito entre Saúl “Canelo” Álvarez y Gennady Golovkin terminó con un empate en las tarjetas que si bien pudo calificarse como justo, no dejó contento a un peleador jalisciense que buscaba destronar a “GGG” de sus cetros de monarca mediano.

En una contienda donde “GGG” intentó cortar el ring desde el primer asalto y donde “Canelo” lució bien en su juego de cintura y al contraataque, una de las tarjetas favoreció al kazajo por 115-113, la otra vio ganar al jalisciense por 118-110 y la última causó controversia en la T-Mobile Arena de Las Vegas al marcar 114-114. Con ello, el rostro más desencajado fue el de Álvarez, quien sin empacho se mostró sorprendido por el resultado.

Al arranque del pleito “Canelo” hizo gala de su defensa causando que “GGG” fallara muchos golpes. El de Jalisco lucía cómodo sobre el ring y le dio la razón a los que anticiparon que Saúl evitaría a toda costa el fajarse contra Golovkin, pues auguraban que la mayor fortaleza del pelirrojo sería su contraataque y su velocidad.

Tuvo que llegar el tercer asalto para que Gennady lograra conectar sus primeras combinaciones al cuerpo; Saúl por su parte esperaba el momento para devolver el golpe y las partes blandas de Golovkin eran el destino más frecuente de sus puños.

Concluida la primera mitad del pleito “Canelo” comenzó a resentir el trajín de boxear en reversa, pues a partir del round seis el tapatío ya respiraba por la boca y a momentos bajaba la guardia mientras se alejaba de “GGG”, quien de a poco se vio más suelto sobre el encordado y logró poner contra las cuerdas a Saúl en infinidad de ocasiones.

Después, a pesar del cansancio y de que era asediado por su rival, “Canelo” no dejó de provocar al kazajo diciéndole no con la cabeza. Por desgracia para el mexicano, esta actitud le costó llevarse un par de volados por parte del europeo.

A pesar de la habilidad de “Canelo” para evitar el castigo, el jab de Golovkin fue un arma que constantemente se estrelló en el rostro de Saúl.
Sabedor de que tenía que ir a buscar el combate, “Canelo” tomó un segundo aire en los últimos dos asaltos de la pelea, mismos en donde logró impactar una derecha que pegó plena en el rostro del kazajo.

Al final, Golovkin retuvo sus cetros de campeón mundial mediano que estaban en juego (FIB, AMB y CMB), sin embargo ahora ya hay una pequeña mancha en su brillante récord, pues el kazajo jamás había empatado una pelea. “Canelo”, a pesar de su molestia por el resultado, puede jactarse de ser el primer hombre que no cae ante los puños de “GGG”.