En Nueva Orleans, los Pelicans tuvieron que remontar al final a los Lakers para acabar ganando el partido 128-125

Los angelinos dominaron el marcador hasta el último periodo, con rentas superiores incluso a los 10 puntos, pero el base Rajon Rondo resultó decisivo en los momentos importantes para dar un triunfo capital a los de New Orleans.

Rondo y Anthony Davis se combinaron para 57 tantos (23/38 en el tiro), 11 rebotes y 11 pases decisivos para aupar a su equipo hasta el cuarto lugar de la Conferencia Oeste.

En los Lakers, hasta cuatro jugadores superaron la veintena de puntos pero el pobre partido del ‘rookie’ Lonzo Ball acabó lastrando a los californianos.

Ball se quedó en seis puntos (2/15 en el tiro, 1/12 en triples), 13 rebotes y nueve asistencias pero erró varios lanzamientos de tres en los minutos finales que le hubieran dado el triunfo a su escuadra.