Cuando las mujeres pasan por la infancia, regularmente le tienen miedo a los hombres o les da pena hablar con ellos. Esto es normal en esa etapa de la vida; el problema es cuando después de la adolescencia, cuando se vuelven adultas sigan asilándose de los hombres por miedo; a esto se le conoce como androfobia .

Esta condición de caracteriza por que las mujeres sienten un miedo exagerado a los hombres . Es un padecimiento que puede ser tratado psicológicamente. No existe una verdad absoluta de su origen; es una función específica en el cerebro; sin embargo algunas teorías de este trastorno son:

Factores culturales
Se refiere a la educación que se recibe por parte de la familia, las costumbres y algunas veces puede influir en la religión.

Experiencias traumáticas
Algunas mujeres pudieron vivir alguna experiencia desagradable con un hombre. Esto pudo haber sido el detonante que provocó el miedo hacia ellos. E l maltrato físico y emocional afecta significativamente.

Genética
La androfobia puede ser hereditaria.
Este miedo excesivo por el sexo masculino puede afectar seriamente las relaciones de pareja.

Síntomas
•    Falta de aire
•    Temblores
•    Respiración agitada
•    Palpitación acelerada del corazón
•    Mareos
•    Sudoración excesiva
Es importante tratar este trastorno para poco a poco mejorar las relaciones personales;  de lo contrario puede traer problemas tanto en la vida personal como en la profesional. No dejes que la androfobia controle tu vida.