La estadounidense Simone Biles se convirtió en la primera gimnasta de la historia que consigue cuatro medallas de oro mundiales en concurso general al imponerse en Doha con una puntuación de 57.491.

El cálculo renal que sufrió Biles en vísperas del comienzo de la competición no afectó el rendimiento de la estadounidense, y dominó con holgura el All around.

Biles obtuvo las siguientes puntuaciones: 14.533 en salto, 14.725 en asimétricas, 13.233 en barra de equilibrios y 15.000 en suelo para un total de 57.491.

La reina de la gimnasia artística no necesitó la perfección para superar al resto. Cometió fallos en salto, barra de equilibrios y suelo, pero su ventaja en dificultad le condujo al título con 1.693 puntos de margen sobre la japonesa Mai Murakami.

“No soy la clase de gimnasta que sale a defraudar en una competencia como esta”, dijo Biles. “Aunque gané, me hubiera gustado que hubiera sido diferente”, se sinceró.
Simone prolonga su racha victoriosa, que comenzó en los campeonatos nacionales de 2013 e incluye cuatro medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Biles regresaba en Doha a la competición internacional tras el año sabático que se tomó tras los Juegos de Río 2016.