Seleccionar página
A la OMS le preocupa que la amnesia del COVID provoque otra pandemia

A la OMS le preocupa que la amnesia del COVID provoque otra pandemia

GINEBRA, Suiza, 30 nov (Reuters) – El principal experto en emergencias de la Organización Mundial de la Salud dijo el lunes que el mundo se arriesga a futuras pandemias si sufre “amnesia” y no aprende de la actual crisis del coronavirus.

“He visto la amnesia que parece apoderarse del mundo después de un evento traumático, y eso es comprensible”, dijo Mike Ryan en una reunión informativa en Ginebra.

“Pero si volvemos a hacer esto como lo hicimos después del SARS, como lo hicimos después del H5N1, como lo hicimos después de la pandemia del H1N1, si seguimos ignorando las realidades de lo que los patógenos emergentes y peligrosos pueden hacer a nuestra civilización, entonces es probable que experimentemos lo mismo o algo peor de nuevo durante nuestras vidas”, dijo.

Ryan también se dirigió a los países desarrollados, diciendo que los países del norte habían estado manejando sistemas de salud “como aerolíneas de bajo costo” y que el mundo estaba pagando por eso ahora.

“En el norte, debido al modelo de costos de los sistemas de salud, hemos diseñado nuestros sistemas de salud para que sean eficientes al 95%, 98%, al 100%. Es casi como un modelo de aerolíneas de bajo costo para la prestación de servicios de salud”, dijo.

“Bueno, estamos pagando un precio ahora, al no tener esa capacidad extra de aumento en el sistema, viendo la salud como un centro de costos en nuestra economía, viéndola como un obstáculo para el desarrollo, como un freno a la economía, y tenemos que volver a abordar lo que eso significa”.

Con hospitales desbordados, cirujano general exhorta a “aguantar”

Con hospitales desbordados, cirujano general exhorta a “aguantar”

24 nov (Reuters) – El cirujano general de Estados Unidos, Jerome Adams, suplicó el martes a los estadounidenses que entiendan “la gravedad del momento” y se mantengan cautelosos ante la pandemia de coronavirus, ya que el número récord de hospitalizaciones ha llevado a los profesionales de la salud al borde del colapso.

“Estamos casi por obtener una vacuna (…), tenemos nuevos remedios por ahí. Solo necesitamos que ustedes, el pueblo estadounidense, esperen un poco más”, dijo Adams, miembro del Grupo de Trabajo sobre el Coronavirus de la Casa Blanca, en entrevista con Fox News.

Adams pidió a las personas que ajusten sus planes con motivo del Día de Acción de Gracias, luego de que el tráfico aéreo en Estados Unidos marcó este fin de semana sus mayores niveles desde marzo, ya que millones de personas decidieron viajar a pesar de las recomendaciones de los expertos de salud.

La semana pasada, las autoridades sanitarias de Estados Unidos pidieron encarecidamente a los residentes que evitaran viajar durante la festividad por Acción de Gracias.

Importantes farmacéuticas han informado resultados prometedores de los ensayos clínicos de vacunas, las que podrían administrarse a pacientes de alta prioridad a partir de diciembre. Washington anunció que comenzará a distribuir una terapia de combinación de anticuerpos de Regeneron a partir del martes.

Pero en lo inmediato, los hospitales continúan sobrecargados.

Estados Unidos estaba en camino de superar las 85.000 hospitalizaciones por COVID-19 el miércoles, y 30 de los 50 estados informaron un número récord de pacientes este mes.

“Hay una desconexión en la comunidad, donde vemos gente en bares y restaurantes, o planificamos cenas de Acción de Gracias”, dijo la doctora Kelly Cawcutt, experta en enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Nebraska. Como trabajadores de la salud, dijo, “nos sentimos un poco abatidos”.

Treinta estados tenían un número récord de pacientes hospitalizados por COVID-19 en noviembre, incluidos los 12 estados del medio oeste, según un recuento de Reuters de datos oficiales. Michigan reportó más de 4.000 pacientes COVID-19 hospitalizados el lunes, superando su récord anterior el 13 de abril.

“Una cuarta parte de nuestros casos de coronavirus este año han ocurrido en el último mes (…) esos casos se están convirtiendo en hospitalizaciones y muertes”, advirtió Adams, y añadió que los pacientes cardíacos, las mujeres embarazadas y otras personas podrían ser rechazados. “Esa es la realidad”, sostuvo.

(Reporte de Susan Heavey, Nick Brown y Lisa Shumaker; escrito por Daniel Trotta; Editado en español por Janisse Huambachano)

Aumentan los crímenes de odio contra latinos en Estados Unidos

Aumentan los crímenes de odio contra latinos en Estados Unidos

Los reportes de crímenes de odio contra la comunidad latina, incluida la masacre a tiros del año pasado en El Paso, Texas, aumentaron en 2019, y el número total de informes de asesinatos motivados por racismo alcanzó su nivel más alto desde que se comenzaron a recopilar datos a principios de la década de 1990, según indicó un informe del FBI publicado el lunes.

De los 51 asesinatos de esta clase que se reportaron el año pasado, 22 de las víctimas, casi la mitad, murieron en la masacre de El Paso ocurrida el 3 de agosto de 2019. La mayoría de las víctimas eran latinos. Las autoridades han dicho que el asesino tenía como objetivo a los hispanos cuando condujo cientos de kilómetros hasta El Paso y disparó contra personas en un centro comercial Walmart.

La masacre fue investigada como terrorismo doméstico y este año murió otra persona debido a sus heridas. Ese fallecimiento elevó a 23 el número de víctimas por ese incidente.

Las autoridades dijeron que, antes del tiroteo, el asesino publicó una declaración racista llena de odio denunciando la “invasión” de inmigrantes mexicanos en Estados Unidos.

Los delitos de odio denunciados contra hispanos —que incluyen robos, asaltos y otros delitos— aumentaron a 527 el año pasado, en comparación con los 485 registrados en 2018, un incremento del 9%, según el FBI.

El número reportado de crímenes de odio contra personas negras se redujo ligeramente, de 1,943 a 1,930, mientras que ese tipo de delitos basados en la religión, la mayoría de ellos contra judíos e instituciones judías, aumentó en un 7%. Los crímenes por orientación sexual se mantuvieron relativamente estables.

En total, el 56% de los delitos de odio denunciados fueron motivados por prejuicios de laraza, etnia o ascendencia, según concluye informe del FBI.

El año pasado hubo 7,314 reportes de delitos de odio, frente a los 7,120 del año anterior, y se acercan a los 7,783 registrados en 2008.

El informe anual del FBI define los delitos de odio como aquellos que son motivados por prejuicios basados en la raza, religión u orientación sexual de una persona, entre otras categorías.

Las mejoras en el proceso de denuncias de los delitos motivados por prejuicios pueden explicar un cierto aumento en el número, pero los funcionarios de los cuerpos de seguridad pública y los grupos de defensa tienen pocas dudas de que se están cometiendo más delitos de odio.

Los datos se basan en informes voluntarios de las unidades policiales de todo el país. El año pasado, solo 2,172 agencias de seguridad pública de las 15,000 que participaron en todo el país reportaron datos sobre delitos de odio al FBI, según consta en el informe.

Después del ataque en El Paso, los residentes dijeron que el país tenía que abordar el racismo que impulsó el mayor asesinato de latinos en la historia moderna.

“Está claro que no fue un ataque al azar”, dijo Marisa Limón Garza, subdirectora del Hope Border Institute, poco después de los asesinatos en agosto de 2019. “Está claro que esto no se puede relacionar con una persona que padece una enfermedad mental”, añadió, “esa enfermedad es el racismo y la xenofobia”.

Fuente: Telemundo.

Una jornada electoral llena de sorpresas

Una jornada electoral llena de sorpresas

Los estadounidenses salieron el martes a votar bajo la sombra de una pandemia en pleno resurgimiento, rumores de supresión del voto y expectativas de violencia.

Las predicciones de disturbios no se materializaron, y en un hecho de gran relevancia, a unas horas de que se cerraran las urnas en la mayor parte del territorio, el candidato Joe Biden salió a dar un discurso en el que llamaba a la calma y aseguraba que el resultado de la elección presidencial, probablemente no se sabría hasta dentro de unos días, cuando terminaran de contarse los votos emitidos por correo, que se calcula en unos 100 millones.

Aunque todas las encuestas colocaban al candidato demócrata al frente del presidente Trump, a lo largo de la noche fue quedando claro, como un deja vu del 2016, que la competencia era mucho más cerrada de lo que se esperaba y que el presidente Trump tenía grandes posibilidades de obtener la reelección.

De una manera u otra, la elección presidencial se convirtió en un referendo en torno a la actuación del presidente Donald Trump a lo largo de los últimos cuatro años y sin duda en la forma en que manejó la pandemia del coronavirus.

Al parecer el alto número de contagios y muertes, los escándalos políticos y la poca corrección política del presidente, no influyeron en los votantes de numerosos estados que le dieron sus votos electorales a Trump.

En Los Ángeles la jornada dio inicio con grandes señales de inquietud. En el área de Beverly Hills y en Rodeo Drive, los comerciantes de marcas de lujo tapiaron ventanas y puertas en previsión de posibles disturbios. Por la tarde, el Departamento de Policía de Los Ángeles, se declaró en alerta táctica en todos los vecindarios. Algunos brotes de inconformidad se registraron en el centro de la ciudad, pero fueron sofocados de inmediato.

Uno de los temores más grandes era que militantes de grupos radicales de derecha e izquierda se presentaran en las urnas para desmotivar el voto en persona, afortunadamente no se materializó.

Conforme el mapa electoral se fue tiñendo de rojo republicano, los papeles fueron cambiando. Y es que, al principio de la jornada, se sabía que el presidente Trump y los miembros de su campaña, tenían proyectado acudir a las cortes para anular la mayor cantidad de votos posibles. Sin embargo, el discurso de Joe Biden, dio a entender que los demócratas no van a conceder la victoria y que pelearán por un conteo exhaustivo de los votos emitidos por correo y en ausencia.

Tal vez una de las características más representativas de esta jornada, fue la votación anticipada y por correo que se desarrolló en algunos estados desde mediados de octubre y que permitió que más de 100 millones de personas votaran de manera anticipada. Todo esto en medio de temores de que el Servicio Postal de Estados Unidos no tuviera capacidad para distribuir a tiempo los votos, debido a que, en los últimos años, esa dependencia ha sufrido un importante recorte de recursos.

Entre otras sorpresas de la noche se encuentra el hecho de que la mayoría de los estados clave, como Pensilvania, Ohio, Wisconsin, Florida, Texas, fueron a manos de Trump, sin que hubiera la gran disputa electoral que se esperaba.

Un ejemplo de la movilización del voto latino fue Arizona, que después de décadas de lealtad al partido Republicano, votó en favor de Biden y de los candidatos demócratas. Ese estado fue uno de los grandes objetivos de organizaciones comunitarias que buscaban movilizar el voto latino. Algo similar ocurrió en Nevada, donde las tendencias favorecían a los demócratas.

La jornada electoral concluye con un cierre incierto, en el que las tendencias favorecen la reelección del presidente Trump, a pesar de que todavía matemáticamente, existe una posibilidad de que Joe Biden regrese a la Casa Blanca.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

La ciudad con el salario mínimo más alto del mundo

La ciudad con el salario mínimo más alto del mundo

Ginebra es un lugar muy rico, el hogar de un enorme sector bancario privado, Naciones Unidas y las casas de subastas Sotheby’s y Christie’s, que venden regularmente enormes piedras preciosas a precios deslumbrantes.

Y este mes la ciudad Suiza también también está introduciendo el salario mínimo mensual más alto del mundo, en respuesta a un referendo celebrado a finales de septiembre.

La nueva tarifa de 23 francos suizos por hora, equivalente US$25, se traducirá en un salario mínimo mensual de más de US$4.300.

Y es que este cantón suizo puede ser muy rico, pero también es el hogar de decenas de miles de trabajadores de hoteles, camareros, limpiadores y peluqueros que luchan por ganarse la vida.

De hecho, cuando Suiza entró en confinamiento en marzo pasado, las imágenes de personas haciendo fila en los bancos de alimentos de Ginebra fueron noticia.

Pero la realidad es que los bancos de alimentos ya existían antes de la pandemia y siguen ahí tres meses después de terminado el confinamiento.

Fuente: BBC.