Seleccionar página
Fallece un policía del Capitolio herido en el asalto al Congreso. Es la quinta víctima mortal relacionada con estos hechos

Fallece un policía del Capitolio herido en el asalto al Congreso. Es la quinta víctima mortal relacionada con estos hechos


El oficial Brian D. Sicknick sufrió lesiones durante los choques del miércoles y regresó a la oficina de su división, donde se derrumbó, dijo la portavoz de la policía del Capitolio Eva Malecki. Lo llevaron a un hospital, donde murió alrededor de las 9:30 pm, hora local, de este jueves. 

Sicknick, quien se unió a la Policía del Capitolio en 2008, es la quinta víctima mortal relacionada con los hechos del miércoles en Washington D.C.

La primera de las muertes confirmadas fue la de una veterana de la Fuerza Aérea y ferviente partidaria de Trump, quien formaba parte de la turba que irrumpió en el edificio. Fue baleada fatalmente por la Policía del Capitolio. Otras tres personas murieron en “emergencias médicas” después de los disturbios, dijeron las autoridades.

La noticia de la muerte de Sicknick, que empezó a circular el jueves en medios pero fue desmentida en un principio por la policía, llega poco después de que el propio jefe de la Policía del Capitolio, Steven Sund, renunciara en medio de críticas por la respuesta del departamento a la hora de contener el asalto al Congreso, donde se estaba celebrando una sesión para validar la victoria del presidente electo, Joe Biden

Los alborotadores atravesaron barricadas, provocaron destrozos en el edificio y se enfrentaron con la policía. La sesión conjunta del Senado y de la Cámara fue suspendida y los congresistas evacuados. El trabajo del Congreso solo se pudo reanudar horas después y terminó a altas horas de la madrugada. 

Legisladores de ambos partidos se comprometieron a investigar la actuación policial a la hora de proteger el Capitolio y cuestionaron si fue falta de preparación lo que permitió que una turba ocupara y destrozara el edificio. Las ofertas de ayuda por parte del Pentágono y el Departamento de Justicia resultaron rechazadas. 

Tras el fallecimiento del agente Brian D. Sicknick, más voces se sumaron a las críticas hacia la Policía del Capitolio. Dos demócratas de la Cámara de Representantes en los comités que supervisan los presupuestos de la policía del Capitolio dijeron que los responsables deben ser retenidos para responder por la muerte “sin sentido”.

El propio Trump había incitado este miércoles a sus partidarios a que marcharan al Capitolio, antes de que una parte de ellos tomaran el edificio que hospeda el poder legislativo del país. Tras todo lo ocurrido y enfrentarse a crecientes presiones para que sea apartado del poder, cuando le quedan menos de dos semanas antes de que Biden tome el relevo, rebajó el tono y admitió que a partir del 20 de enero habrá otra Administración al frente. 

Fuente: Telemundo.

Una jornada electoral llena de sorpresas

Una jornada electoral llena de sorpresas

Los estadounidenses salieron el martes a votar bajo la sombra de una pandemia en pleno resurgimiento, rumores de supresión del voto y expectativas de violencia.

Las predicciones de disturbios no se materializaron, y en un hecho de gran relevancia, a unas horas de que se cerraran las urnas en la mayor parte del territorio, el candidato Joe Biden salió a dar un discurso en el que llamaba a la calma y aseguraba que el resultado de la elección presidencial, probablemente no se sabría hasta dentro de unos días, cuando terminaran de contarse los votos emitidos por correo, que se calcula en unos 100 millones.

Aunque todas las encuestas colocaban al candidato demócrata al frente del presidente Trump, a lo largo de la noche fue quedando claro, como un deja vu del 2016, que la competencia era mucho más cerrada de lo que se esperaba y que el presidente Trump tenía grandes posibilidades de obtener la reelección.

De una manera u otra, la elección presidencial se convirtió en un referendo en torno a la actuación del presidente Donald Trump a lo largo de los últimos cuatro años y sin duda en la forma en que manejó la pandemia del coronavirus.

Al parecer el alto número de contagios y muertes, los escándalos políticos y la poca corrección política del presidente, no influyeron en los votantes de numerosos estados que le dieron sus votos electorales a Trump.

En Los Ángeles la jornada dio inicio con grandes señales de inquietud. En el área de Beverly Hills y en Rodeo Drive, los comerciantes de marcas de lujo tapiaron ventanas y puertas en previsión de posibles disturbios. Por la tarde, el Departamento de Policía de Los Ángeles, se declaró en alerta táctica en todos los vecindarios. Algunos brotes de inconformidad se registraron en el centro de la ciudad, pero fueron sofocados de inmediato.

Uno de los temores más grandes era que militantes de grupos radicales de derecha e izquierda se presentaran en las urnas para desmotivar el voto en persona, afortunadamente no se materializó.

Conforme el mapa electoral se fue tiñendo de rojo republicano, los papeles fueron cambiando. Y es que, al principio de la jornada, se sabía que el presidente Trump y los miembros de su campaña, tenían proyectado acudir a las cortes para anular la mayor cantidad de votos posibles. Sin embargo, el discurso de Joe Biden, dio a entender que los demócratas no van a conceder la victoria y que pelearán por un conteo exhaustivo de los votos emitidos por correo y en ausencia.

Tal vez una de las características más representativas de esta jornada, fue la votación anticipada y por correo que se desarrolló en algunos estados desde mediados de octubre y que permitió que más de 100 millones de personas votaran de manera anticipada. Todo esto en medio de temores de que el Servicio Postal de Estados Unidos no tuviera capacidad para distribuir a tiempo los votos, debido a que, en los últimos años, esa dependencia ha sufrido un importante recorte de recursos.

Entre otras sorpresas de la noche se encuentra el hecho de que la mayoría de los estados clave, como Pensilvania, Ohio, Wisconsin, Florida, Texas, fueron a manos de Trump, sin que hubiera la gran disputa electoral que se esperaba.

Un ejemplo de la movilización del voto latino fue Arizona, que después de décadas de lealtad al partido Republicano, votó en favor de Biden y de los candidatos demócratas. Ese estado fue uno de los grandes objetivos de organizaciones comunitarias que buscaban movilizar el voto latino. Algo similar ocurrió en Nevada, donde las tendencias favorecían a los demócratas.

La jornada electoral concluye con un cierre incierto, en el que las tendencias favorecen la reelección del presidente Trump, a pesar de que todavía matemáticamente, existe una posibilidad de que Joe Biden regrese a la Casa Blanca.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Trump vs Biden: ¿cuándo sabremos el resultado de las elecciones?

Trump vs Biden: ¿cuándo sabremos el resultado de las elecciones?

Las elecciones presidenciales que celebra Estados Unidos este martes son inéditas, y puede que pasen días o incluso semanas antes de que se conozca quién resultó ganador: Joe Biden o Donald Trump.

Millones de estadounidenses han votado esta vez por correo debido a la pandemia de coronavirus, lo que significa que es muy probable que el recuento de todos los votos se retrase.

¿Cuándo se suele conocer el resultado de las elecciones estadounidenses?

El resultado de las elecciones se suele anunciar la noche del día de las elecciones, que este año es este martes 3 de noviembre.

Diferentes estados concluyen las votaciones en horarios distintos. Las primeras urnas cierran en la costa este a las 19:00 hora local (00:00 GMT).

Después del cierre de las urnas se procede al conteo de votos en cada estado.

Los principales medios de comunicación estadounidenses “declaran” la victoria de un estado cuando creen que un candidato tiene una ventaja definitiva, pero eso es una predicción y no el resultado final. Lo mismo ocurre cuando los medios “declaran” ganador a nivel nacional.

Los presidentes de Estados Unidos no se deciden por el total de la votación popular a nivel nacional, sino ganando en los suficientes estados.

Cada estado tiene una cierta cantidad de “votos electorales” que se lleva por completo el ganador en ese territorio. El número de votos electorales de cada estado se basa en la población del mismo.

Para ganar la Casa Blanca se necesitan 270 votos electorales.

En 2016, la victoria electoral fue declarada a favor de Donald Trump alrededor de las 02:30 AM hora local del este (07:30 GMT), cuando la victoria en el estado de Wisconsin le permitió superar los 270 votos electorales necesarios.

Fuente: MSN.News

Los hijos de Donald Trump visitarán Michigan este jueves

Los hijos de Donald Trump visitarán Michigan este jueves

BIRMINGHAM, Mich. – Eric y Tiffany Trump visitarán Michigan el jueves para eventos separados, anunció la campaña de Donald Trump.

Eric Trump hará paradas en Hope Sports Complex en Lansing y ResLife Church en Grandville, Michigan. El evento de Lansing comenzará a las 2:30 pm, y el evento de Grandville comenzará a las 6 pm, según la campaña.

La parada de Lansing es parte de una gira “Make America Great Again” que también incluye paradas en Carolina del Norte y Florida.

La parada de Grandville se llamará “Evangélicos por Trump – Alabanza, oración y patriotismo” con la pastora Paula White-Cain.

Está previsto que Tiffany Trump asista a un evento de “Desayuno con Tiffany” a las 9 am el jueves en Birmingham.

Se reunirá con mujeres jóvenes de la zona y les hablará sobre cómo Donald Trump ha cumplido con la generación millennial.

Donald J. Trump for President, Inc. anunció hoy que Tiffany Trump encabezará un evento de ‘Desayuno con Tiffany’ en Birmingham, Michigan, el jueves 29 de octubre en apoyo de la reelección del presidente Donald J. Trump. En este evento, Tiffany Trump se reunirá con mujeres jóvenes de la zona y hablará con ellas sobre cómo el presidente ha cumplido con la generación del milenio en todo el país.

“El futuro de Estados Unidos está en manos de nuestras jóvenes líderes, y me siento honrada de poder hablar con ellas en Michigan sobre cómo mi padre ha cumplido con ellas durante los últimos cuatro años”, dijo Tiffany Trump. Ha luchado para garantizar que el futuro de nuestro país sea próspero y esté construido sobre una base de principios democráticos, no uno que esté invadido por las políticas socialistas que Joe Biden inculcaría. Nuestros jóvenes líderes en Michigan realmente están haciendo grande a Estados Unidos nuevamente.

Fuente: ClickOnDetroit.

La pandemia deja en Estados Unidos casi 300,000 muertes más de lo esperado en un año normal

La pandemia deja en Estados Unidos casi 300,000 muertes más de lo esperado en un año normal

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, Estados Unidos tiene 300,000 muertes más de las que tendría en un año normal, reveló un nuevo reporte del Gobierno publicado el martes.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han rastreado cuántas muertes se han reportado y han comparado con los conteos de años previos.

Por lo general, entre el inicio de febrero y finales de septiembre se registran alrededor de 1.9 millones de decesos. Pero este año, la cifra es más cercana a los 2.2 millones, lo que significa un incremento del 14.5%.

Los CDC aseguran que cerca de dos terceras partes de los decesos adicionales se deben al coronavirus. Funcionarios de la agencia señalan que es posible que el virus también haya sido un factor que contribuyó en muchos otros fallecimientos. Por ejemplo, una persona con síntomas de infarto cardíaco pudo haber dudado en ir a un hospital en el que se atendía a pacientes de COVID-19.

Las personas mayores, de entre 75 y 84 años, representan el mayor segmento de muertes adicionales, con unas 95,000. La cifra es 21.5% mayor a la de un año normal.

Pero el mayor incremento relativo, de 26.5%, fue en personas de entre 25 y 44 años. Los fallecimientos entre menores de 25 años se redujeron ligeramente.

Y, como ya lo habían advertido expertos, el mayor incremento en los decesos, de 54%, es entre los latinos

El informe llega a menos de dos semanas de las elecciones. El manejo de la pandemia por parte del presidente, Donald Trump, se ha convertido en uno de los temas principales durante las campañas, cuando el país supera las 220,000 muertes por COVID-19.

 Trump ha minimizado el impacto del virus, a pesar de que el coronavirus es la tercera causa de mortalidad en los Estados Unidos este año, detrás de las enfermedades cardíacas y el cáncer.

Desde el inicio de la pandemia se hizo evidente que los latinos y afroamericanos eran los más expuestos a morir de la enfermedad debido a la inequidad en el acceso a la salud y la prevalencia de comorbilidades.

Otro estudio de los CDC ya había advertido que, entre mayo y agosto, la muerte por COVID-19 de personas latinas y afroamericanas en Estados Unido fue desproporcionada en comparación con el resto de la población.

De 114,411 muertes relacionadas con el coronavirus, registradas ante el Sistema Nacional de Estadísticas Vitales, el 25% fueron de latinos y el 19% de personas afroamericanas, de acuerdo con dicho estudio de los CDC, pese a que estas minorías solo representan el 18 y 13% de la población, respectivamente.

El estudio advierte que el virus se propaga más rápido en hogares multigeneracionales y multifamiliares; en trabajos donde las labores deben ser presenciales, así como entre personas que enfrentan discriminación y acceso limitado a la salud.

Con información de AP y The Washington Post.