Seleccionar página
Una mesera en Texas recibe una propina de $2,000 pero su restaurante quiere quedarse el dinero

Una mesera en Texas recibe una propina de $2,000 pero su restaurante quiere quedarse el dinero

Una mesera en Texas recibió un regalo de Navidad por adelantado: una propina de 2,000 dólares. Sin embargo, Emily Bauer, madre de dos niños, no ha recibido aún ni un centavo porque, según dice, el gerente del restaurante donde trabaja asegura que el límite de las propinas es de 500 dólares. 

“Aunque no puedo recibirlo, gracias. Gracias por tener un corazón tan grande… ¿Cómo supo que lo necesitaba?”, dijo Bauer a la estación de televisión local KENS 5, quien sigue buscando al cliente que dejó la propina.

Bauer estaba sobrepasada de trabajo el domingo porque tenía varias mesas que servir en el restaurante Red Seafood and Bar en San Antonio cuando recibió la cuantiosa propina pese a que el hombre canceló su orden.

El generoso cliente, que estaba cenando con otra persona, pidió que “cancelara todo pero pidió que le diera la cuenta”, precisó Bauer.

“Me disculpé, ‘lo siento, estoy siendo lenta’, y él dijo ‘entiendo’. También mencionó que era dueño de restaurantes y sabía lo difícil que era ser mesero”, explicó la mujer, quien no se percató de la propina hasta que el hombre abandonó el local.

“Me dije, ‘espera’ y cuando abrí -el recibo- comencé a llorar. Como ¡oh Dios mío! ¡Mis hijos! Voy a gastarlo todo en mis hijos”, recordó Bauer, cuyos niños tienen 2 años y 5 meses.

“Estaba como ‘oh Dios mío’. Nunca he tenido una Navidad en la que haya podido gastar dinero en ellos”, agregó.

Junto a la gratitud de 2,000 dólares en el recibo había un mensaje que decía: “¡Feliz Navidad! ¡Sigue trabajando duro!”.

Ante la negativa, sus compañeros sugirieron que el gerente le diera cuatro pagos de 500 dólares, pero Bauer asegura que se negó.

“No creo que sea nuestra responsabilidad como servidor decir, ‘oh, no me puedes dar tanta propina, lo siento. Oh no, hay un límite, lo siento’. Si ese es el caso, debería haber carteles colocados en los restaurantes o en el recibo para decir que hay un límite de 500 dólares”, se quejó Bauer.https://twitter.com/KENS5/status/1334009402035220500

Pero cuando fue a reclamar su propina, se topó con una respuesta inesperada de su empleador: el límite de propinas en el restaurante no puede ser superior de 500 dólares.Agregó que su gerente le informó que el hombre que le dejó la propina llamó al restaurante para decir que estaba decepcionado de que no pudiera recibir el dinero, pero no anotó su información para que la mesera pudiera contactarlo.

Bauer posteó una foto del recibo en su cuenta de Facebook y solo espera que el cliente vea sus palabras de gratitud. 

El gerente no se ha pronunciado aún sobre el caso.

Fuente: Telemundo.

Aumentan los crímenes de odio contra latinos en Estados Unidos

Aumentan los crímenes de odio contra latinos en Estados Unidos

Los reportes de crímenes de odio contra la comunidad latina, incluida la masacre a tiros del año pasado en El Paso, Texas, aumentaron en 2019, y el número total de informes de asesinatos motivados por racismo alcanzó su nivel más alto desde que se comenzaron a recopilar datos a principios de la década de 1990, según indicó un informe del FBI publicado el lunes.

De los 51 asesinatos de esta clase que se reportaron el año pasado, 22 de las víctimas, casi la mitad, murieron en la masacre de El Paso ocurrida el 3 de agosto de 2019. La mayoría de las víctimas eran latinos. Las autoridades han dicho que el asesino tenía como objetivo a los hispanos cuando condujo cientos de kilómetros hasta El Paso y disparó contra personas en un centro comercial Walmart.

La masacre fue investigada como terrorismo doméstico y este año murió otra persona debido a sus heridas. Ese fallecimiento elevó a 23 el número de víctimas por ese incidente.

Las autoridades dijeron que, antes del tiroteo, el asesino publicó una declaración racista llena de odio denunciando la “invasión” de inmigrantes mexicanos en Estados Unidos.

Los delitos de odio denunciados contra hispanos —que incluyen robos, asaltos y otros delitos— aumentaron a 527 el año pasado, en comparación con los 485 registrados en 2018, un incremento del 9%, según el FBI.

El número reportado de crímenes de odio contra personas negras se redujo ligeramente, de 1,943 a 1,930, mientras que ese tipo de delitos basados en la religión, la mayoría de ellos contra judíos e instituciones judías, aumentó en un 7%. Los crímenes por orientación sexual se mantuvieron relativamente estables.

En total, el 56% de los delitos de odio denunciados fueron motivados por prejuicios de laraza, etnia o ascendencia, según concluye informe del FBI.

El año pasado hubo 7,314 reportes de delitos de odio, frente a los 7,120 del año anterior, y se acercan a los 7,783 registrados en 2008.

El informe anual del FBI define los delitos de odio como aquellos que son motivados por prejuicios basados en la raza, religión u orientación sexual de una persona, entre otras categorías.

Las mejoras en el proceso de denuncias de los delitos motivados por prejuicios pueden explicar un cierto aumento en el número, pero los funcionarios de los cuerpos de seguridad pública y los grupos de defensa tienen pocas dudas de que se están cometiendo más delitos de odio.

Los datos se basan en informes voluntarios de las unidades policiales de todo el país. El año pasado, solo 2,172 agencias de seguridad pública de las 15,000 que participaron en todo el país reportaron datos sobre delitos de odio al FBI, según consta en el informe.

Después del ataque en El Paso, los residentes dijeron que el país tenía que abordar el racismo que impulsó el mayor asesinato de latinos en la historia moderna.

“Está claro que no fue un ataque al azar”, dijo Marisa Limón Garza, subdirectora del Hope Border Institute, poco después de los asesinatos en agosto de 2019. “Está claro que esto no se puede relacionar con una persona que padece una enfermedad mental”, añadió, “esa enfermedad es el racismo y la xenofobia”.

Fuente: Telemundo.

Activistas afroamericanos y latinos se unen en un llamado al cambio

Activistas afroamericanos y latinos se unen en un llamado al cambio

EL PASO, Texas — Con un tapabocas con “Corintios 20:13” garabateado sobre él, Zachary Greenhoward observaba a los cientos de manifestantes pacíficos, afroamericanos y latinos juntos, que se enfrentaban a los tensos policías en equipo antidisturbios.

Los policías eran en su mayoría latinos.

“Todos somos vidas morenas. No hay razón para asustarnos de estar justo delante de ellos, de mirarlos a los ojos”, dijo Greenhoward, de 21 años, quien es afroamericano. En este día reciente, él, como muchos otros en todo el país, se manifestó para condenar el racismo. Y también para difundir un mensaje sobre la unidad de afroamericanos y latinos. “Aquí no somos el enemigo”.

Además de los llamados a una reforma jurídica fundamental, los politólogos y los activistas comunitarios afirman que la horrible y violenta muerte de George Floyd a unas mil 800 millas de distancia en Minneapolis abre una gran oportunidad para que las comunidades afroamericana y latina se unan en un año electoral para hacer cambios.

Muchos ven esto como un momento fundamental en la historia, una oportunidad para que las nuevas generaciones de las dos minorías más grandes y poderosas de la nación curen viejas heridas y forjen alianzas.

Es una tarea difícil: Encontrar una voz unida que continúe conjuntamente el legado del líder de los derechos civiles Martin Luther King Jr. y el líder de la Unión de Trabajadores Agrícolas, César Chávez. En el pasado, la construcción de alianzas entre afroamericanos y latinos ha resultado ser cualquier cosa menos fácil, indican expertos.

Fuente: Dallas Morning News.

Muere por Covid-19 un hombre que acudió a una fiesta para contagiarse

Muere por Covid-19 un hombre que acudió a una fiesta para contagiarse

La premisa de estas fiestas es doble: comprobar si el coronavirus realmente existe y exponerse intencionadamente en un intento de obtener inmunidad.

Un hombre de 30 años que creía que el coronavirus era un engaño y asistió a una “fiesta Covid” murió después de infectarse con el virus, según un hospital de Texas.

El hombre había asistido a una reunión con una persona infectada para comprobar si el coronavirus era real, ha asegurado la doctora Jane Appleby, directora médica del Hospital Metodista en San Antonio, donde murió el hombre, según informa ‘The New York Times’.

La doctora no dio detalles sobre cuándo tuvo lugar la fiesta, cuántas personas asistieron o cuánto tiempo después del evento fue hospitalizado el hombre con Covid-19 que no ha sido identificado públicamente.

La premisa de estas fiestas es doble: comprobar si el coronavirus realmente existe y exponerse intencionadamente en un intento de obtener inmunidad.

La doctora Appleby ha asegurado que el hombre fallecido comunicó a su enfermera justo antes de morir que había asistido a una fiesta Covid: “Creo que cometí un error. Pensé que esto era un engaño, pero no lo es “.

Compartiendo esta historia, la doctora intenta advertir a otras personas sobre la gravedad y las consecuencias de la Covid-19. Especialmente en Texas, donde están surgiendo casos de coronavirus de manera exponencial.

De acuerdo con los últimos datos, Texas es el cuarto estado de EEUU en número de contagios con 269.803 infectados. Sólo el sábado se confirmaron 8.332 nuevos casos, de acuerdo con una base de datos del ‘New York Times’. Las muertes superan las 3.500.

FIESTAS POTENCIALMENTE MORTALES

Las fiestas para contagiarse de coronavirus son “peligrosas, irresponsables y potencialmente mortales”, asegura el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill en Manhattan.

“Asistir a una fiesta de este tipo puede ser el camino hacia una muerte prematura, o a una por fatiga crónica e implacable, dolor en el pecho, dificultad para respirar y fiebre diaria. Eso si se sobrevive”, dijo el Dr. Glatter.

Algunos expertos en salud y funcionarios públicos han arrojado dudas sobre si las “fiestas Covid” realmente están teniendo lugar y en qué medida. Los funcionarios de salud del condado en el sureste del estado de Washington informaron en mayo que tenían evidencias de que al menos dos casos de coronavirus estaban vinculados a una o más de estas fiestas. Sin embargo, poco después se retractaron alegando que las fiestas bien podrían haberse tratado de reuniones más inocentes.

Antes de que existiera una vacuna contra la varicela, también se organizaban fiestas de varicela para infectar a sus hijos con la enfermedad, ya que se pensaba que era más peligroso contraerla como adulto.

La vacuna es la forma más segura de protegerse contra la varicela ahora que está disponible, aunque algunas personas, incluido el ex gobernador Matt Bevin de Kentucky, todavía permitieron que sus hijos participaran en tales reuniones para contraer la enfermedad.

“El coronavirus no se comporta como la varicela”, afirma el Dr. Glatter, y no se deben celebrar fiestas por ninguno de los virus.

Fuente: Prensa El Mundo.